Proyecto de diseño para la reforma de las oficinas de Seridom, empresa dedicada a la impresión digital, rotulación, corte por control numérico y demás procesos relacionados.

Partiendo de un despacho compartimentado, con una distribución de habitáculos cerrados e independientes, la propuesta pasa por la idea de crear un espacio común para cuatro puestos de trabajos fijos y uno de uso puntual, integrando además una mesa alta de trabajo y reuniones informales con taburetes.

Ese espacio principal está organizado en base a la estantería central, que lo parte por la mitad en una línea diagonal, distribuyendo así los puestos de trabajo a uno y otro lado. Con ello conseguimos independizar y dotar de cierta intimidad a cada uno, sin perder el contacto visual entre ellos, ya que dicha estantería es abierta y con amplios huecos, tanto para almacenar como para reforzar precisamente esa transparencia.

Como espacios anexos encontramos un despacho que hace la vez de archivo, una biblioteca de materiales y muestras, que funciona como sala de reunión y presentaciones de proyectos, además de un office comedor para empleados. En la misma planta podemos acceder al taller de trabajo de oficina técnica y a un cuarto de aseo.

Foto: Mayte Piera