Proyecto de diseño interior para las oficinas de Eurener, empresa de energía solar dedicada a la fabricación y distribución de módulos fotovoltaicos.

El espacio es una planta diáfana de 365m2, en la octava planta del edificio Nº 1 de la calle Colón de Valencia. Cuenta con dos entradas de luz natural, una de mayor tamaño en fachada hacia el Paseo Ruzafa y otra hacia el patio interior.

La propuesta parte del interés por aprovechar el flujo de luz natural, utilizando esto como concepto para el desarrollo del proyecto, ya que el cliente es precisamente eso lo que hace, el aprovechamiento y conversión de la luz solar en energía. Por esto la planta se organiza en base a unos paramentos verticales ciegos dispuestos en perpendicular a las aperturas a fachada, facilitando el flujo de la luz de un lado a otro del espacio. Los despachos, la sala de reuniones y el office, se cierran con mamparas de vidrio que permiten la comunicación visual que se busca.

Un objetivo del cliente siempre fue anteponer la funcionalidad del espacio a cualquier otro condicionante de diseño, buscando un entorno neutro, atemporal y que mejore el confort en el día a día de sus empleados, dedicados en esta sede a labores comerciales y de marketing.

El proyecto de rotulación utiliza la célula fotovoltaica como recurso gráfico, repitiéndose en un patrón que recorre las mamparas. La señalización se inspira en la iconografía de la cartografía estelar con líneas de vector, puntos, flechas y otros recursos gráficos propios de este lenguaje científico.

El resultado es un espacio de trabajo cómodo, relajado, con capacidad para hasta 30 puestos y una estética basada en la funcionalidad y la geometría que refuerza la personalidad e imagen pública de Eurener.

Foto: Mayte Piera