Proyecto de diseño interior y acondicionamiento para los accesos y zonas comunes del juego de escape en vivo The X Door, en Valencia.

El local tiene 340m2 de los cuales 120 están destinados al acceso y zona de recepción de jugadores, los pasillos de distribución a cada uno de los cuatro juegos, dos salas de control y trabajo para los masters que vigilan el desarrollo de la actividad, con props, sistemas electrónicos y audiovisuales, y un cuarto de aseo mixto y adaptado.

Una propuesta de diseño que se basa en el interés por crear una experiencia en los jugadores desde el primer momento de acceder al local, con la utilización de materiales y técnicas propios de cualquier proceso de obra, ladrillo, bloque de hormigón y tabiquería de cartón yeso, que se dejan a la vista y casi sin tratar, en crudo. Esta decisión determinante para el diseño es fruto de la necesidad de optimizar recursos y tiene el objetivo de conseguir un espacio peculiar y sorprendente. Las luminarias estancas se tiñen en muchos puntos de los colores corporativos de la marca de la franquicia The X Door, haciendo aun más cambiante la sensación espacial.

Con ello conseguimos crear un fuerte contraste entre las estancias y pasillos que los jugadores usan antes de entrar al espacio de juego, que por el contrario está perfectamente ambientado en una época y lugar relacionado con la historia que se nos cuenta, reforzando la inmersión de los jugadores en la acción.

Foto: Adolfo López | Vídeo: Aurora Cabanes | Estudio Fandi